14 ago. 2012

LA LOCURA DEL EVANGELIO

Historia de la vida real.

Cerca de la ciudad de Beloxi en EE.UU., un huracán que se formó, había generado mucha lluvia, provocando enormes inundaciones y amenazando con sus poderosos vientos derribar todo lo que encontrara a su paso.

Muchas personas, que viajaban de noche en dirección al lugar donde se estaba generando este desastre de la naturaleza, ignoraban el peligro al que se enfrentarían de continuar el rumbo que llevaban.

Ya muy cerca de la zona de peligro encontraron a un hombre sin camisa que se les atravesaba en un lugar de la carretera, el cual agitaba su camisa para llamarles la atención, se detuvieran y regresaran por donde habían venido, pero era infructuosa su labor, pues todos creían que se trataba de un borracho, drogadicto o de alguien que estaba LOCO y lo esquivaban muy enojados, amenazándole con llamar a la policía.

El hombre sin camisa al ver que no lograba su objetivo decidió tirarse al piso de la carretera, lo que casi provoca un terrible accidente, donde probablemente hubiera muerto; pero esto hizo que un vehículo se detuviera y por consiguiente los demás que venían detrás de él.

Fue entonces que aquel hombre, al que creían que estaba LOCO, tuvo la oportunidad de decirles que el enorme puente que estaba más adelante había sido derrumbado y arrastrado por las aguas y si no se hubieran detenido, ahora estarían muertos como los otros choferes que ignoraron mi AVISO.

Todos los que se detuvieron lograron constatar que aquel hombre, al que creían que estaba LOCO, les había dicho la verdad y comprendieron que había arriesgado su vida para salvar la de ellos.

Al apóstol Pablo muchos lo tildaron de LOCO, por advertir <el eminente peligro> al que se dirige la humanidad entera. (Hechos 26:24-25). Y a todos los que predicamos el evangelio también, en alguna ocasión, nos han llamados LOCOS, payasos, fanáticos religiosos, etc., …”porque el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente”. (1 Corintios 2:14). “porque el evangelio es LOCURA para los que se pierden, pero es PODER DE DIOS, para salvación a todo aquel que cree. (1 Corintios 1:18; Romanos 1:16).-

!SHALOM BERAJOT
 By Juan F. Roa

No hay comentarios:

Publicar un comentario