26 jun. 2012

NI UN SOLO CENTAVO

En cierta ocasión discutían dos personas de nacionalidad panameña, acerca del COSTO de la salvación. Una de ellas decía que la salvación era por la GRACIA de Dios, mediante LA FE y no por OBRAS, para que nadie se gloríe; pero la otra persona decía que nada era gratuito en la vida y que la FE sin obras estaba muerta, mencionando las palabras de Santiago 2:17.-

La persona que decía que la SALVACION es por Gracia, tomó como ejemplo la construcción del puente de Las Américas, que recientemente habían terminado e inaugurado; diciendo:

¿Sabe usted cuántos ingenieros trabajaron en la construcción de ese puente? ¿Sabe usted cuántas toneladas de hierro, cemento y otros materiales se gastaron en él? Más de trescientos obreros trabajaron con un costo de muchos millones de dólares, de los cuales tres murieron durante la obra.-

-Dígame entonces: ¿Cuánto tiene que pagar usted por pasar ese puente? El otro respondió: Obviamente, !ni un solo centavo!

Volvió a preguntarle y al mismo tiempo contestó: ¿Sabe usted por qué no paga ni un centavo cada vez que lo cruza? -Pues sencillamente, porque alguien pagó todo ese costo para que usted pudiera pasar sin pagar.-

Así mismo Cristo pagó totalmente el costo de nuestra salvación, sin cobrarnos "ni un solo centavo".

!MARANATHA- CRISTO VIENE!

By Juan F. Roa

No hay comentarios:

Publicar un comentario