26/6/2012

NO SE PUEDE SERVIR A DOS SEÑORES:

Creo que las personas que más resentimiento dejan en nuestros corazones, son aquellas que quieren servir a “dos señores” al mismo tiempo. No se puede ser esclavo de las riquezas y pretender entrar al reino de Dios. La persona que quiere servir a dos señores, lo único que consigue es echarlos a pelear, pues hablará mal de uno con el otro.

Esas personas de doble ánimo que enarbolan la bandera del bando de turno, sin verdaderas convicciones o más bien hipócritas disfrazados de “amigos” escudados en la amistad, les gusta vivir en dos mundos a la vez, sin saber en donde realmente están parados. Santiago 1:8 dice que, “el hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos”.

Esto fue muy notorio durante la guerra civil de los Estados Unidos de Norteamérica, los que estaban en la frontera fueron los que más sufrieron. Había muchas personas que trataban de quedar bien con ambos bandos. Tenían las dos banderas, y de acuerdo con la situación del momento izaban una u otra, y daban vivas a uno u otro ejército. ¿Sabes lo que les sucedió? Fueron despreciados por ambos ejércitos, y sus casas fueron arrasadas.

Hay un dicho muy popular que dice: “No se puede quedar bien con Dios y con el Diablo al mismo tiempo. En el reino de los cielos no hay términos medios, o eres bueno o eres malo, o eres creyente o eres incrédulo, o eres fiel o eres infiel, o eres criatura vieja o eres nacido de nuevo, hijo de Dios, o eres frío o eres caliente, porque a los tibios, a los de doble animo, a los que son inconstantes en sus caminos LOS VOMITARA el Señor.-

¡SHALOM BERAJOT!

 By Juan F. Roa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada