30 ago. 2012

QUE ES "EL S.I.D.A." A LA LUZ DE LA PALABRA DE DIOS?

Quiero comenzar este mensaje con un cuento tragi-cómico, que no escapa a la realidad que vive la humanidad ante EL S.I.D.A. –
Resulta que el marido regresa a casa después de ir a la clínica a recoger el resultado de los análisis médicos que le habían practicado para determinar el motivo del mal que le aquejaba.

Al entrar encuentra a su mujer y con la cabeza baja, triste, angustiado y preocupado (no era para menos), le dice: -Amor, aquí están los resultados médicos y no son buenas noticias. La ciencia me ha desahuciado, tengo un cáncer agresivo en la próstata y las probabilidades de vivir son solamente tres meses cuando más.-

Al oír la noticia, su mujer le abraza, llora, le besa tratando de consolarlo; acto seguido el marido le dice: -Quiero que me complazcas mi última voluntad.- Quiero que invites a TODOS tus amigos que has conocido, a una fiesta que prepararé como mi despedida de este mundo, no importa que yo no los conozca.

La mujer le complace e invita a TODOS sus amigos a la gran fiesta de despedida. Ya en medio de la fiesta el marido se sube a la tarima, donde la orquesta esta amenizando, hace que la orquesta pare de tocar y agarra el micrófono y dice las siguientes palabras:

-Amigos míos y amigos y amigas de mi esposa, los he invitado a todos para comunicarles el motivo de esta reunión. Para no amargarles el momento seré breve. Esta es mi despedida de este mundo, ya que dentro de poco ya no estaré vivo, pues, la ciencia me ha desahuciado y condenado a morir, porque he sido diagnosticado de S.I.D.A. muy avanzado y solo me quedan unos cuantos días de vida. ¡Gracias por su presencia y sigan disfrutando de la fiesta.-

La esposa al oír las palabras de su marido, corre hacia él y furiosa le dice: -Estúpido, ¿Por qué dijiste que vas a morir de S.I.D.A. si te desahuciaron de Cáncer en la Próstata? El marido le responde inmediatamente diciéndole: -Seré estúpido pero desde ahora, nadie va a querer tener relaciones sexuales contigo, es más, los chismosos que vinieron a la fiesta se encargarán de divulgar, que tu marido esta condenado a muerte porque contrajo S.I.D.A.-

¿Y qué es el S.I.D.A.? Científicamente, según tengo entendido, es una enfermedad que se transmite por medio de relaciones sexuales o transfusiones de sangre. Esta enfermedad causa daños irreparables en nuestro sistema inmunológico; o sea que, va eliminando las defensas naturales que todos los seres humanos tenemos contra otros tipos de enfermedades e infecciones, atacando algunas veces poco a poco y en otras rápida y agresivamente, daños irreparables en nuestro órganos vitales de supervivencia: el hígado, los riñones el corazón, el páncreas, los pulmones, etc., hasta producir la muerte.

Al comienzo se creía que las personas homosexuales y bisexuales, (hombres) eran los únicos que adquirían y transmitían esta terrible enfermedad, pero se comprobó que también las mujeres eran receptoras y transmisoras del S.I.D.A., producto del adulterio o la práctica libertina del sexo, la fornicación.

Increíblemente, esta enfermedad (plaga), aparece a comienzo de la década de los 80, pues antes no se sabía ni se hablaba de ella, y si hubiera existido anteriormente la mayoría de los seres humanos estaríamos contagiados con ella.

¿Por qué Dios ha permitido que surja este terrible flagelo para la humanidad? Lógicamente, la respuesta está en la Biblia. La depravación ha alcanzado niveles insospechados, los gobiernos aprueban leyes que permiten matrimonios del mismo sexo, hombres y mujeres que se echan con animales, etc.

A pesar de que a estas alturas el S.I.D.A. esta siendo medicamente controlado, las estadísticas enseñan que cada día son más los infectados, a pesar de las campañas masivas en los medios de comunicación para que la gente use preservativos para su protección.-

La gente sigue practicando el sexo ilícito y no da muestra de convertirse genuinamente y rendirse a los pies del Señor. La Biblia dice en Apocalipsis 9:20-21: “ Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar; y no se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de <su fornicación>, ni de sus hurtos.

Pablo dice que nosotros somos templo del Espíritu Santo y nos aconseja huir de la fornicación, pues cualquier otro pecado está fuera del cuerpo.

Póngale el sello y su firma a estos textos bíblicos, porque aun faltan otras plagas peores, con las cuales serán azotados los desobedientes del EVANGELIO DE CRISTO.

¡SHALOM-BERAJOT!
 By Juan F. Roa

No hay comentarios:

Publicar un comentario