12 jul. 2012

1 Juan 5:7 NO EXISTE EN LOS MANUSCRITOS ORIGINALES GRIEGOS.

El Texto de 1ra Juan 5:7 que encontramos en algunas Biblias dice: "Porque tres son los que dan testimonio:
"....<en el cielo: el Padre, el verbo, y el Espíritu Santo; y estos tres concuerdan en uno. Y tres son los que dan testimonio en la tierra:>...." el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan".

VERSION REINA VALERA EDICION 1960. SOCIEDADES BIBLICAS UNIDAS. Las palabras que fueron añadidas estan entrelazadas por estos signos ".....<>.......-"

Este Verso nunca existió en los manuscritos originales hebreos y griegos, ya que fue interpolado por la iglesia católica, muchos años después que se escribieron los Evangelios. Las mismas SOCIEDADES BIBLICAS UNIDAS, han reconocido que este verso de 1ra Juan 5:7 NO EXISTE EN LOS MANUSRITOS ORIGINALES y que fue añadido en versiones tardías, o posteriores a los manuscritos originales.-

Aunque aparece en las versiones Reina Valera, King James y New King James, hay una nota al margen de la pagina donde se encuentra el texto, en casi todas las ediciones nuevas de la Biblia, declarando: “Se omite el verso 7, pues no aparece en los originales griegos, pues es parte de manuscritos que aparecieron muy tardíos”.

“El Comentario Crítico y Experimental dice de esta sección, que el versículo no se encontraba en la Vulgata Latina antes del siglo ocho”.

El Comentario de Adam Clarke declara, “Este versículo no aparece en los manuscritos antes de la invención de la imprenta, a excepción del Codees Monteforte en el Colegio de la Trinidad en Dublín. Este no se encuentra ni en sirio, ni árabe, ni etíope, ni copto sahidic, ni armenio, ni eslavo, etc. En ninguna de las versiones antiguas, ni en la Vulgata ni en los manuscritos más antiguos. Tampoco en los escritos de los padres griegos ni en la mayoría de los latinos”.

El Libro de las Enciclopedias del Mundo, edición de 1984, Volumen T, página 363 dice: “El Versículo 5:7 de I de Juan, no está en los manuscritos originales griegos. Fue interpolado o incrustado en el año 325 durante el Concilio de Nicea.

Las ediciones Thompson, Scofield, (nueva versión ampliada) y otras versiones dicen al pie de la página donde aparece este verso: “Un Consenso General ha determinado que este verso, (I Juan 5:7), de la Biblia no existe en los manuscritos originales.

En la Biblia Católica Jerusalén tampoco aparece, pero en la página 1756, se lee el siguiente comentario: “El texto, de los versos 7 y 8 de I de Juan Capítulo 5, apareció por primera vez en la traducción Vulgata, pero está ausente de los manuscritos griegos antiguos, de las versiones antiguas y de los mejores manuscritos de la Vulgata, pues fue introducida tardíamente”.

En la versión de los Testigos de Jehová, tampoco aparece y el suizo Pablo Besson, uno de los traductores del Nuevo Testamento griego, ampliamente respetado y aceptado, dice que “el verso de I de Juan 5:7, fue interpolado siglos más tarde de haberse escrito el Nuevo Testamento original.

En la Versión hebraica-mesiánica, El Código Real, ese verso tampoco existe y al pie de la página 369 marcado como el Comentario Número Nueve, dice lo siguiente: “Una referencia a lo establecido por la Torah, la cual dice que en boca de dos o tres testigos se resuelve toda disputa, es la frase que aparece en I Juan 5:7: En el cielo: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo y estos tres son uno, es una adición, [verso agregado] cristiana (?) posterior, (al Concilio de Nicea), no se encuentra en nuestros manuscritos ni en los textos griegos antiguos”.

Otros escritores dicen: "Esa añadidura es una inclusión de textos apócrifos que hizo la iglesia católica a la versión oficial que ellos usaban de la Biblia, versión conocida como la Vulgata Latina en alguna parte del siglo XIII. No olvidemos que la epistola de 1 Juan fue escrito total y originalmente en griego y no en latin".-

"En las actas del concilio de Latera celebrado por la iglesia católica en el año 1215, se encuentra el primer registro documental en idioma griego que contiene esas palabras apócrifas".

Recuerda que la Biblia dice en PROVERBIOS 30:5-6 dice: “Toda palabra de Dios es limpia; El es escudo a los que en él esperan. NO AÑADAS A SUS PALABRAS, para que no te reprenda, y seas hallado mentiroso”.

!SHALOM BERAJOT!
 By Juan F. Roa.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario