6 jul. 2012

EL SHEM TOV PRUEBA QUE MATEO 28:19 FUE ALTERADO.

El documento conocido como El SHEM TOV, es un manuscrito del evangelio de Mateo, escrito originalmente en hebreo; hallado en el Tratado Even Bojan del rabino y doctor Shem Tov Ben Itzjaq Ibn Shaprut.

¿QUIÉN FUE SHEM TOV? Shem Tov Ben Isaac Ibn Shaprut, nacido en Tudela (Navarra) a mediados del siglo catorce, fue un sefardita muy versado en los estudios bíblicos y talmúdicos, un hábil polemista y un defensor apasionado de su fe hebrea (de la que dio muestras en la controversia judeo-cristiana organizada en Pamplona en 1375 por el cardenal Pedro de Luna, más tarde Benedicto XIII). CURIOSAMENTE, NO ERA CRISTIANO.-

Desde fechas tempranas es conocido que el evangelio de Mateo fue escrito en hebreo, y que dicho texto hebreo era utilizado por los Nazarenos. Así, por ejemplo, Jerónimo (331-420), autor de la versión latina de las Escrituras conocida cómo ‘La Vulgata’, confirma la existencia del evangelio hebreo de Mateo y declara: "Mateo, que es también Leví ... compuso un evangelio ... en el idioma y caracteres hebreos ... Además, el mismo está preservado hasta este día en Cesarea, en la biblioteca tan diligentemente coleccionada por el mártir Pamphilus".

(Catálogo de Escritores Eclesiásticos) Y este evangelio hebreo de Mateo, confirma un hecho ahora reconocido: el de que los versículos que hoy en día leemos al final del capítulo 28, NO SON REALMENTE cómo los redactó el apóstol.

También el historiador cristiano <Eusebio de Cesarea (263-339)>, heredero de la extensa biblioteca Pamphilus, que conservaba una copia del texto original de Mateo, si no el texto original mismo, confirma también en capítulo 24 del tercer libro de su Historia Eclesiástica, que Mateo "escribió en hebreo el Evangelio que lleva su nombre".

Una de las copias de este evangelio fue hallada dentro de un tratado judío sefardí del siglo XIV, conocido con el nombre de Even Bojan y completado alrededor del año 1385 por el médico judío Shem Tov Ben Isaac Ben Shaprut, en Tarazona de Aragón (España). Shem Tov compiló el evangelio hebreo de Mateo en 18 manuscritos, basándose seguramente en las copias de anteriores copistas judíos.

Esta opinión es sostenida por George Howard, quien pone de manifiesto que la redacción del evangelio hebreo de Mateo no puede explicarse cómo una traducción del griego.

EL TESTIMONIO DE LOS PADRES DE LA IGLESIA:
Papías, Obispo de Hirápolis. C. 150 d.C. dijo: –Mateo escribió las palabras del Señor Jesús, en la lengua hebrea.-
Ireneus (120-202) d.C., Obispo de Lyon, Francia comentó: -Está realmente claro que Mateo escribió su Evangelio en su propia lengua: El hebreo.-

Orígenes, 225-d.C., dijo: El primer evangelio escrito en la lengua hebrea fue el de Mateo. Eusebio, Obispo de Cesárea dijo: Mateo predicaba en hebreo a sus coterráneos, por lo tanto también su Evangelio fue escrito originalmente en su idioma natal: El hebreo. (Historia Eclesiástica III 24.6).- También Epifanio y Jerónimo, (el primero traductor a la Vulgata Latina); dijeron lo mismo: El Evangelio de Mateo fue escrito originalmente en su idioma natal: El hebreo.-

De hecho, frecuentemente se emplean en sus expresiones ‘paronomasias’, frases construidas a base de palabras que derivan de raíces fonéticamente semejantes, pero que tienen significados diversos. (juegos de palabras). Esta clase de redacción está destinada a embellecer el texto y es característica en la narración de las Escrituras hebreas.

Estos son pues los versículos que concluían en tiempos de Eusebio, el evangelio griego de Mateo y los siguientes son los que concluyen el evangelio hebreo compilado por Shem Tov, con su traducción: Yahshúa se acercó hacia ellos y les dijo: “A mí se me ha entregado todo el poder en los cielos y la tierra, 19 vosotros id a ellos 20 y cuidad de ellos para que cumplan todas las cosas que he mandado. (Estoy) con vosotros hasta siempre”.

!La Paz de Cristo!

 Recopilado por Juan F. Roa

No hay comentarios:

Publicar un comentario