11 jul. 2012

LA PROFECIA

Todo aquel que cree en el evangelio de Cristo no puede pasar por alto La Profecía Bíblica; lo que ya está escrito desde hace miles de años; lo que ya se cumplió, lo que en el presente se está cumpliendo y lo que falta aun por cumplirse. El Señor le dijo al apóstol Juan: “Escribe las cosas que has visto, [pasado] y las que son, [presente] y las que han de ser después de estas”, [futuro]. [Apocalipsis 1:19].

Todo creyente debe de estar muy claro sobre lo que significa “profecía”; debemos de saber o por lo menos estar conscientes de lo que Dios ha planificado para el final de nuestros días y de nuestro planeta. Saberlo nos da confianza, fortaleza, paz y seguridad de tener la Vida Eterna en Cristo Jesús, contrario al temor, desconfianza e inseguridad que agobia al mundo secular.

El peligro para los que han creído en el evangelio de Cristo es que cada día aumenta el número de personas que han dejado el estudio profético, para seguir falsas doctrinas y a falsos maestros y se han vuelto escépticos [incrédulos], con relación a los acontecimientos proféticos futuros.

Usted no tiene por qué ser llevado por cualquier viento de doctrina. El Señor Jesucristo quiere que comprenda su Palabra y una gran porción de esa Palabra está en la <profecía>. El plan profético de Dios ha existido desde el mismo momento de la creación de la tierra. Dios es inmutable, y de la misma manera que él no cambia, sus planes expuestos en su profecía tampoco cambiarán y eso la humanidad entera lo ha venido comprobando a través de los siglos.

La profecía que ya ha sido cumplida es una evidencia de que las escrituras han sido inspiradas por Dios. La Biblia es diferente a los demás libros religiosos; mientras estos tratan de interpretar el presente o se extienden hablando del pasado, la Biblia, la Palabra del Altísimo, desde que se escribió, está enfocada en el futuro de la humanidad.

Muchos falsos profetas han surgido en toda la historia de la humanidad, uno de ellos, al cual han hecho notorio y famoso los medios masivos de comunicación, es Nostradamus. Cada vez que hay un suceso o acontecimiento catastrófico, los investigadores seculares acomodan las palabras de los escritos de Nostradamus que generan múltiples interpretaciones y lo peor es que hasta los mismos creyentes se dejan llevar por estas profecías engañosas que se descubren HASTA después que han sucedido. No así las que se describen en la Biblia, algunas de ellas de fácil interpretación y otras muy difíciles.

Por ejemplo, el Señor Jesús le dijo a Pedro: “Antes que cante el gallo me negarás tres veces” y así fue como él dijo. [Mateo 26:34,69,75]. El profeta Zacarías registra dos sucesos que habrían de suceder fácil de interpretar, pues tuvieron cumplimiento: Las 30 monedas de plata que le pagaron a Judas por entregar al Señor Jesús. [Zacarías 11:12-13; Mateo 26:15]; y la profecía de que Jescristo iba a ser traspasado por una lanza. [Zacarías 12:10 y Juan19:37].

El Señor Jesús dijo esta profecía hace 2,000 años: “Se levantarán falsos Cristos, y FALSOS PROFETAS, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. Ya os lo he dicho antes. Mateo 24:24-25. ¿No es acaso lo que estamos viendo y escuchando en nuestros tiempos? Ahora ya nadie se conforma con el título de “reverendo” o “reverenda” ahora es el profeta o la profeta <fulano de tal>, el Apóstol o la Apóstol. Jesucristo lo profetizó y en nuestros tiempos se está cumpliendo, porque él dijo y fue hecho. [Salmo 33:6 y 9].

El dijo que LA LEY Y LOS PROFETAS fueron hasta Juan el Bautista [Lucas 16:16] y esto lo confirma el escritor del Libro a los Hebreos diciendo: “Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por <los profetas>, en estos postreros días [AHORA] nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo”. [Hebreos 1:1-2]. El ministerio de PROFETA a tiempo completo terminó en Lucas 16:16, con Juan el Bautista.

Ahora existe el DON de la profecía que es una manera de profetizar ocasionalmente, y con relación a este DON, el Apóstol Pablo dice: Seguid el amor; y procurad <los dones espirituales>, pero sobre todo que profeticéis, [uno de los 9 dones del Espíritu]. Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues < nadie le entiende>, aunque por el Espíritu habla misterios. Pero <el que profetiza> habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación. 1 Corintios 1:1-3.

Esto es lo que confunde a muchos que no saben distinguir el ministerio completo de profeta, las 24 horas al día, los siete días de la semana, los 365 días del año, que FUE HASTA Juan el Bautista. [Lucas 16:16], con el DON de la profecía que es dada a ciertos creyentes, [no a todos] ocasionalmente, pero no para que se adjudiquen el “mote” o título de profeta.

La profecía que se recibe en las congregaciones, no se puede aceptar como verdadera incondicionalmente, hay que analizarla y esperar su cumplimiento, y aun así, hay que tener mucho cuidado, recuerda que el Señor Jesucristo dice que si fuera posible engañarán aun a los escogidos, pero las PROFECIAS que ya están escritas dentro de la Palabra de Dios, por sus Verdaderos profetas, son fiables y la mayoría de ellas ya se han cumplido exactamente.

El mundo está a punto de entrar en una NUEVA ERA, que concluirá con una terrible y GRAN TRIBULACION, pero el que habita al abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del Señor. ¡Aleluya!

¡La Paz de Cristo!
 By Juan F. Roa

No hay comentarios:

Publicar un comentario