28 ago. 2011

¿ES UNA ENSEÑANZA APOSTOLICA?

QUINTA PARTE
El Libro Paganismo dentro del Cristianismo, nos dice lo siguiente: “La Iglesia Apostólica nunca tuvo una doctrina trinitaria explícita, ni siquiera sugerida, durante la época apostólica y pos-apostólica, como la que se elaboró después del Credo de Atanasio en Nicea, 325 de la Era Cristiana. Esto se puede constatar por medio de los escritos originales del Nuevo Testamento y en otros manuscritos antiguos que han venido apareciendo. Sus devociones estaban dadas a Dios el Padre y a Jesucristo el Hijo, INDISTINTAMENTE, tal como lo podemos comprobar por medio de sus escritos”.

“En manuscritos antiguos que se han encontrado y que no forman parte del Nuevo Testamento y que se adjudican a los discípulos que pertenecieron a la generación inmediata a la de los apóstoles, se pueden ver que responden a determinadas exigencias concretas del cristianismo en un determinado momento, predominando más que todo, temas morales y litúrgicos, tratando de guiar y edificar a los fieles”.

“Así también, temas de carácter escatológico, como la venida de Cristo la cual se consideraba inminente. También presentan una doctrina cristológica uniforme y la mención indistinta del Padre Eterno y su Hijo Jesucristo, omitiendo a la tercera persona de la deidad”.

“Sus escritos son de carácter pastoral, ligados estrechamente por su contenido y estilo a los escritos del Nuevo Testamento, en particular con las Epístolas. Se les puede considerar como eslabones entre la época de la revelación y la de la tradición y como testigos de gran importancia para la fe cristiana”.

“A pesar de la gran persecución que hubo después de la muerte de Cristo, la cual los esparció hasta lugares muy remotos y a pesar de la difícil comunicación que había entre ellos, sus escritos presentan un conjunto uniforme de ideas, dando una imagen clara de la doctrina cristiana a fines del siglo I”.

“El contenido doctrinal y el pensamiento cristiano, en ningún momento insinúa la creencia o existencia de una deidad trina. Aun en manuscritos más antiguos encontrados en los últimos años, como los Rollos del Mar Muerto y en las transcripciones más antiguas de la Vulgata, nunca se han podido encontrar en ellos la existencia de una Trinidad”.

En otras palabras, la idea de “tres seres en un Dios” no se originó con la Iglesia del Nuevo Testamento. Ni Cristo, ni los doce apóstoles originales la enseñaron. Ni tampoco Pablo.
La Enciclopedia Internacional Estándar, p. 3012 declara: “El término ‘Trinidad’ no es un término bíblico, y no estamos usando lenguaje bíblico cuando definimos lo que es expresado en la doctrina de la Trinidad”.

La Nueva Enciclopedia Británica dice: “En ningún lugar de la Biblia hallamos la palabra Trinidad, ni su doctrina explícita”.

¡Aun la Nueva Enciclopedia Católica lo admite! Por tanto, dicha doctrina nunca fue parte de las enseñanzas de la Verdadera Iglesia Apostólica anterior al Concilio de Nicea, sino más bien, “una creación” del hombre. Veamos entonces como se originó y se esparció por toda la tierra.

¡La Paz de Cristo!
Tomado del Libro:
LA TRINIDAD: ¿Mitología o Realidad?
Autor: Juan F.  Roa

No hay comentarios:

Publicar un comentario