28 ago. 2011

ORIGEN MITOLOGICO HELENISTA DE LA TRINIDAD

SEPTIMA PARTE
La mitología griega [helenista], es el conjunto de mitos y leyendas pertenecientes a los antiguos griegos que tratan de sus dioses y héroes, la naturaleza el mundo y los orígenes y significado de sus propios cultos y prácticas rituales que formaban parte de SU RELIGION.

Los investigadores modernos acudieron a los mitos y los estudiaron en un intento por arrojar luz sobre las instituciones religiosas y políticas de la antigua Grecia y en general sobre la antigua civilización griega, así como para entender mejor la naturaleza de la propia creación de los mitos.

Los mitos griegos explican los orígenes del mundo y detallan las vidas y aventuras de una amplia variedad de dioses, héroes y otras criaturas mitológicas agrupadas en TRIADAS. Estos relatos fueron originalmente difundidos en una tradición poética escrita y oral, principalmente por le famoso filosofo griego Platón, quien fue realmente el que influyó para construir las estructuras en las cuales está fundamentada la Doctrina de La Trinidad, que hoy es la Espina Dorsal del “cristianismo” [¿?].

Según el libro Mitologías y Religiones: “El concepto sobre triadas de dioses proclamaba la existencia de una diosa Madre dominando los cielos, el dios Padre dominando la tierra y el dios Hijo dominando los mares”. La existencia de ese ser mitológico, conocido como la diosa Madre dominando los cielos, también se menciona en la Biblia, pues el pueblo de Israel fue un adorador de la reina del cielo, término que la Iglesia Católica usa para referirse a María.

Jeremías 7:18, lo dice: Los hijos recogen la leña, los padres encienden el fuego, y las mujeres amasan la masa, para hacer tortas a la reina del cielo y para hacer ofrendas a dioses ajenos, [triadas] para provocarme a ira. Otras citas bíblicas sobre la reina del cielo están en Jeremías. 44:17-19.

La Enciclopedia de Mitología Larousse dice: “Este concepto pagano TRINITARIO era parte de la creencia y vida religiosa de Platón, quien fue un filósofo griego que vivió desde el año 428 hasta el 347 antes de Cristo. Aunque no enseñó la Trinidad, su forma de pensar acerca de Dios y de la naturaleza, (que incluyeron creencias en triadas), influyeron grandemente para que sus seguidores enseñaran estas creencias dentro del mundo de aquel entonces. Sus filosofías prepararon el camino para la doctrina trinitaria, tal como existe en nuestros días”.

El Diccionario Francés Universal Novau dice: “La Trinidad se originó del pensamiento de Platón, el cual creía en triadas de dioses, según el sistema religioso adoptado de Babilonia, que abarcó todas las demás religiones antiguas y también las pos-platónicas, dando origen a la creación mitológica de las tres personas distintas que conforman la Trinidad Nicena de Atanasio y que es enseñanza central en la mayoría de las iglesias cristianas”.

La Enciclopedia del Conocimiento Religioso dice: “La influencia que la filosofía platónica ejerció sobre el mundo conquistado de entonces, por el Imperio griego, hizo del pensamiento trinitario de Platón, la fuente de donde se tomaron los errores y corrupciones que hoy afectan al mundo cristiano”.

La Enciclopedia de las Religiones dice: “La creación mitológica de la doctrina pagana trinitaria no fue inspirada por las Sagradas Escrituras, sino de una fuente enteramente diferente del Viejo y Nuevo Pacto, pues fueron las manos de los patriarcas griegos los que la desarrollaron, basada en las filosofías platónicas y luego las injertaron en el cristianismo”.

“Uno de esos patriarcas fue Tertuliano (155-230), un gran admirador de las filosofías platónicas, que nació, vivió y murió en Cartago. Siendo un líder de la Iglesia y un prolífico escritor durante el segundo siglo del cristianismo, asimiló en su mente el concepto de la existencia de tríadas de dioses, las cuales formaron parte de sus creencias y encontró una buena excusa para justificarlas y darle paso a lo que ahora se conoce como la Santísima Trinidad”.

“El encontró por medio de las Escrituras, que “el número tres” es usado para denotar algo completo y perfecto en tiempo o eventos y entre las explicaciones que daba a sus discípulos estaban las siguientes:

En Deut. 16:16, Dios usa tres temporadas anuales de Días Santos para describir su plan de salvación: Tres veces cada año aparecerá todo varón tuyo delante de Jehová tu Dios en el lugar que El escogiere. Señalaba el hecho de que habían tres tipos de resurrecciones: La del Señor Jesús: No está aquí, sino que ha resucitado. Lucas 24:6; La resurrección de los redimidos: Y los muertos en Cristo resucitarán primero. I Tesal. 4:16.

Y la resurrección del resto de los muertos: Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años”. Apoca. 20:5-15. El hecho de que Cristo profetizara, que así como Jonás había estado en el vientre del pez tres días y tres noches, Jonás 1:17, él igualmente estaría tres días y tres noches en el sepulcro y luego resucitaría”. Mat. 12:39-40.

“Otro motivación que Tertuliano encontró para justificar su creencia en triadas de dioses, está en Génesis 18:1-2 referente a los tres varones que visitaron a Abraham: Después le apareció Jehová en el encinar de Mamre, estando él sentado a la puerta de su tienda en el calor del día. Y alzó sus ojos y miró, y he aquí tres varones que estaban junto a él; y cuando los vio, salió corriendo de la puerta de su tienda a recibirlos, y se postró en tierra. También están, las tres bendiciones encontrada en el A. Testamento, Núm. 6:24-26; y principalmente, las tres veces que llaman santo al Señor”. Isaías 6:3. etc.

“Por medio de estas enseñanzas en sus escritos, mezcla de Biblia y mitología trina griega, influyó grandemente en las mentes de los religiosos católicos del siglo tercero, lo cual permitió el desarrollo de la Trinidad y hay evidencias de que es a Tertuliano a quien se le atribuye el uso de esa palabra por primera vez en la Historia de dicha doctrina”.

La Historia de los Dogmas declara: “Las filosofías platónicas, se unieron de manera inseparable con el cristianismo, [?], para fines del siglo III, pues para ese tiempo la iglesia cristiana [?], ya estaba plagada de ídolos griegos adoptados y de la doctrina helenista, (el pensamiento griego-pagano), lo cual llegó a ser un misterio para los mismos cristianos”.

El Libro Religiones y Mitos, nos dice que: “Los líderes religiosos pertenecientes al sistema religioso católico defendieron a capa y espada enseñanzas como estas, alegando que habían sido tomadas de la propia Biblia. En ese tiempo todavía no existía la Imprenta, y una transcripción manual de las Escrituras era sumamente costosa, por lo que la gente fue aceptando esa doctrina junto con todo el sistema supersticioso y las costumbres de aquella adoración pagana, por el solo oír, pero la Trinidad nunca fue una doctrina de Cristo ni de sus Apóstoles, más bien fue una ficción adoptada de la escuela platónica”.

En el libro de los Hechos encontramos una evidencia del fanatismo politeísta mitológico de la gente: Entonces la gente, visto lo que Pablo había hecho, alzó la voz, diciendo en lengua licaónica: Dioses bajo la semejanza de hombres han descendido a nosotros.Y a Bernabé llamaban Júpiter, y a Pablo, Mercurio, porque éste era el que llevaba la palabra. Y el sacerdote de Júpiter, cuyo templo estaba frente a la Ciudad, trajo toros y guirnaldas delante de las puertas, y juntamente con la muchedumbre quería ofrecer sacrificios. Hechos 14:11-13

Pablo que recorrió las ciudades más importantes de Grecia, conocía perfectamente la mezcla de religiones y creencias mitológicas de esa nación. Hechos 17:22. Por esa misma razón, a Timoteo que había vivido allí, pues era de padre griego y madre judía, lo exhorta diciéndole: Desecha las fábulas profanas y de viejas. I Tim. 4:7. Y al resto de los creyentes nos dice: Ni presten atención a fábulas y genealogías interminables, que acarrean disputas más bien que edificación de Dios. I Tim. 1:4.

El Apostol Pedro, conociendo todas estas artimañas y marañas doctrinales, escribió: “Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad”. 2 Pedro 1:16.

Como dije al principio de este Capítulo, la mitología griega jugó un papel crucial en la creación de la Doctrina de la Trinidad. Dicha mitología, no fue otra cosa que una prolongación o extensión del sistema religioso idolátrico y pagano, adoptado por los griegos del sistema religioso más oprobioso de la Historia de la Humanidad: Babel-Babilonia, La Gran Ramera.

Tomado del Libro:
LA TRINIDAD: ¿Mitología o Realidad?
Autor: Juan F. Roa

No hay comentarios:

Publicar un comentario