6 sept. 2011

EL DESACATO DE UN SOLO MANDAMIENTO, NOS PRODUJO LA MUERTE; PERO, POR UN SOLO SACRIFICIO: OBTUVIMOS LA VIDA ETERNA


 Génesis 2:17; Hebreos 10:14.-
 

Cuando Adán, en el Jardín del Edén, sucumbió ante la oferta tentadora de su mujer y comió del fruto prohibido por Jehová, le concedió a Satanás, los derechos de propiedad sobre la tierra. El enemigo logró su primera victoria sobre los dos primeros seres humanos del planeta: Adán y Eva.

El único mandamiento que el Señor había establecido en el Paraíso Terrenal, fue este: “….mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. Génesis 2:17.-

Toda la humanidad habría de regirse por este –único- mandamiento, pero fue quebrantado por un hombre y una mujer y se perdió la vida eterna, pues el pecado entró por un hombre; y la paga del pecado es LA MUERTE. Romanos 6:23.-

Vino entonces la promulgación de los DIEZ MANDAMIENTOS, algo que no hubiera sido necesario si nuestros primeros padres no hubieran desobedecido el UNICO MANDAMIENTO QUE EXISTIA.

1-Ellos no podían quebrantar el primer mandamiento de La Ley de Dios, que dice: “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es”. [Deut. 6:4], porque no conocían a OTRO, y porque hablaban con él todos los días.

2-No podían convertir a alguien más como dios, ni hacer un ídolo de él, pues no conocían a nadie más; peor aún, honrarlo, adorarlo o inclinarse ante él o ellos.

Teniendo una mentalidad completamente inocente, pues no conocían el bien ni el mal, su pensamiento o su imaginación no podía dar cabida a la idolatría hacia las cosas creadas.

3-No tenían por qué jurar en vano en el Nombre de Dios, pues no había motivo para hacerlo, eran solamente dos personas y ¿por qué motivo o para qué habrían de jurar?

4-No tenían que guardar “el día de reposo”, porque ni siquiera trabajaban, todo lo tenían; de todas maneras, el día de reposo es imperativo para el descanso del cuerpo de todo ser humano.

5-No tenían que honrar a padre y madre, [carnales], pues lógicamente, no los tenían, el Único Padre que ellos tenían y habían conocido era el que los había Creado.

6-¿A quién iban a matar, si solamente ellos dos existían? Además SE AMABAN, no había motivo para que se odiaran, discutieran, pelearan se divorciaran y mucho menos para que se mataran entre ellos.-

7-¿Cómo iban a cometer ADULTERIO si solamente ellos dos existían? No había otro hombre ni había otra mujer.

8-¿A quién le iban a robar si ellos eran los dueños de todo lo que había en el Paraíso terrenal?

9-No había nadie más para chismear, y levantarle falso testimonio o decir una mentira.

10-La única casa que había era la de ellos, así que no podían codiciar la casa de su prójimo, ni la mujer, ni su siervo, ni su criada, ni nada.

A ese lugar se le conoce en la Biblia como EL PARAISO TERRENAL. Todo marchaba viento en popa, pero un día, allá en los primeros días de la creación, vino el enemigo disfrazado de serpiente y engatusando a la mujer, hizo que comiera del fruto prohibido y ésta a su vez, no conforme con lo que había hecho, le dio a probar a su marido; y de esa manera LA BUENA VIDA SE ACABO en el Paraíso Terrenal.-

Una vez que Satanás introdujo el pecado en el mundo, atrapó a la humanidad, y comenzó a tomar el control sobre todos los seres humanos, entrometiéndose en los asuntos de la vida de cada persona, apoyados por su sequitos de demonios.

Llenó nuestras mentes de fantasías, fábulas, mitologías, idolatría; nos inyectó de egocentrismo para que nos creyéramos sabios, poderosos, superiores, vanidosos, ególatras, envidiosos, orgullosos, soberbios, humillantes, déspotas, tiranos, etc., y a todo esto le agregó el ingrediente del ODIO, para que termináramos peleando entre nosotros mismos.

Su manera de operar para atraernos hacia él y mantenernos lejos de Dios ha sido a través del sexo, el dinero, los bienes materiales, las drogas, el alcohol, y todos los placeres que el mundo ofrece, los mismos que Satanás le ofreció a nuestro Señor Jesucristo a cambio de que le adorara. Mateo 4:9.-

La astucia del Enemigo nos ha enseñando a construir armas nocivas para que nos matemos entre nosotros mismos; se divierte a costillas de la humanidad, junto con sus secuaces y cuando se aburre se deshace del hombre y de la mujer que quiere, quitándoles la vida y mandándolos a morar junto a él, en el lugar del castigo eterno.

Pero no todo está perdido. "Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo". 1 Juan 3:8.-

Las obras del diablo fueron destruidas “mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre. [Heb 10:10]; porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados. Heb. 10:14.- Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por el pecado. Heb 10:48.

Jesucristo sabía de antemano que el diablo se iba a reír de Él, en su propia cara; viéndole como le escupían, como le maldecían, como lo vejaban, lo torturaban, lo masacraban; y al final, como le quitaban salvajemente LA VIDA.

Un solo sacrificio bastó para quitar el pecado del mundo, que entró por el primer hombre que habitó el planeta, pues debido al desacato del UNICO mandamiento en el Huerto del Edén, fuimos condenados a vivir como vivimos, esperando el día de nuestra muerte y después el juicio. Hebreos 9:27.

Jesucristo con su SANGRE compró nuestra libertad, perdonándonos todos nuestros pecados, y ahora hemos sido hechos hijos de Dios, porque LE RECIBIMOS y HEMOS CREIDO EN EL NOMBRE DE JESUS.- Juan 1:12.

El discípulo amado nos da un aliciente diciéndonos: “Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna. 1 Juan 5:13.-

Así que todos los que hemos creído en el Nombre de Jesús y hemos sido bautizados invocando el Nombre del Señor, hemos sido perdonados de nuestros pecados, y tenemos LA VIDA ETERNA, porque nuestros nombres YA han sido escritos en el Libro de la vida. ¡Aleluya!

!LA PAZ DE CRISTO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario