5 sept. 2011

¡LA PAZ DE CRISTO!


 En varias ocasiones, mientras he visitado o me han invitado ...a predicar a las congregaciones de hermanos, cuando saludo a alguien o desde el púlpito y digo ¡LA PAZ DE CRISTO!, siempre oigo un murmullo entre la congregación y he visto y oído a pastores secreteándose en forma interrogativa y despectiva acerca de este saludo. Me refiero a las congregaciones donde los hermanos, más que todo por la tradición, te dicen ¡Dios te Bendiga!, o ¡El Señor le Bendiga!

Este saludo lo usan las mayorías del mundo, [cristianas y no cristianas, apartadas y mundanas, brujos, adivinos, hechiceros idolatras, conductores de espectáculos televisivos, locutores de radio, telenovelas, etc.], Después que maldicen y hablan de morbosidades y sexo, y otras cosas etc., terminan los programas diciendo: “Dios te bendiga”, o también DIOS ME LOS BENDIGA A TODOS”.

Por ejemplo un famoso charlatán agorero, llamado Walter Mercado, después de que les lee a los “tele espectadores” el horóscopo y después que ha conjurado a medio mundo y a Raymundo invocando espíritus de demonios, al final del programa se despide diciendo: ¡DIOS ME LOS BENDIGA A TODOS y reciban de mí, mucho, pero muuuuuucho amor!

Algo parecido sucede con la peruana Laura Bozo que se pasa maldiciendo en todo el programa, a los que se prestan para realizar su “show” y al final le dice a la audiencia y al público: DIOS ME LOS BENDIGA A TODOS.

Santiago, en su epístola 3:9-12, nos dice que con la lengua, “bendecimos al Dios y Padre, y con ella <maldecimos a los hombres>, que están hechos a la semejanza de Dios. De una misma boca proceden <bendición y maldición>.

"Hermanos míos, esto no debe ser así. ¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga? Hermanos míos, ¿puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos? Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce".

Esto es precisamente lo que hace el mundo secular, lo cual han copiado los cristianos [¿?], lee bien, para que no digas que los cristianos [¿?] no tienen esa costumbre de <maldecir y bendecir>, pues son palabras escritas por Santiago a los HERMANOS y yo simplemente las he copiado de la Biblia.

El saludo de “Dios te bendiga o Dios me los bendiga a todos”, no es bíblico o por lo menos, no es del Nuevo Pacto. El Apostol Pablo dice en Efesios 1:3-5, que YA hemos sido bendecidos: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que NOS BENDIJO CON TODA BENDICION ESPIRITUAL en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo……

1 Pedro 5:14 nos dice la forma en que los hermanos se deben de saludar: “Saludaos unos a otros con ósculo de amor. PAZ SEA CON TODOS VOSOTROS QUE ESTAIS EN JESUCRISTO. Amén, Y Romanos 10:15 nos dice que son hermosos los pies de los que anuncian LA PAZ, de los que anuncian buenas nuevas!

De hecho, el saludo de todos los apóstoles y discípulos, según lo podemos constatar por medio de sus epístolas, es: Gracia y PAZ a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. [1 Corintios 1:3].

El mismo Señor Jesucristo nos dijo: “La PAZ os dejo, MI PAZ os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. [Juan 14:27]. Y agregó: “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis PAZ. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. [Juan 16:33].

Jesucristo es nuestra PAZ [Efesios 2:14]; El vino y anunció las buenas nuevas de PAZ a nosotros que estábamos lejos, y a los que estaban cerca; [Efesios 2;17]; y nos dio mandamiento diciéndonos: “En cualquier casa donde entréis, primeramente decid: PAZ sea a esta casa. Y si hubiere allí algún hijo de PAZ, vuestra PAZ reposará sobre él; y si no, se volverá a vosotros. [Lucas 10:5-6].

La primeras palabras que dijo el Cristo Resucitado cuando se le apareció a los apóstoles y discípulos fueron: PAZ A VOSOTROS. [Lucas 24:36]. El Apóstol Juan lo describe de la manera siguiente: “Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: PAZ A VOSOTROS”. [Juan 20:19].

Pablo dice que siendo “Justificados, por la fe, tenemos PAZ para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo; [Romanos 5;1]; ocupándonos siempre del Espíritu porque él es vida y PAZ. [Romanos 8:6]; Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y PAZ en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo. [Romanos 15:13].

“Seguid LA PAZ con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor”. [Hebreos 12:14]; Y el mismo Señor de PAZ os dé siempre PAZ en toda manera. El Señor sea con todos vosotros. [2 Tesalonicenses 3:16].

¡LA PAZ DE CRISTO!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario