26 sept. 2011

MAS EL QUE PERSEVERE HASTA EL FIN, ESTE SERA SALVO.


Mateo 10:22

Una cosa bien estipulada dejó el Señor Jesús para los que aspiran a seguirle: “El que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo”. Lucas 14:27.-

En otras palabras, el Señor Jesucristo nos dice a todos los que hemos querido seguir sus pisadas [1 Pedro 2:21]; debemos de estar conscientes de que sufriremos los oprobios que él sufrió.-

Jesucristo, continúa diciendo en Lucas 14:28-30: “Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él, diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar”.

Jesús dejó bien claro que para seguirle, hay que estimar primero el costo. Hay un precio que hay que pagar y el puso exactamente la cantidad: ¡NUESTRAS VIDAS! Cualquiera puede cuestionar esto diciendo que la salvación es un “regalo” de Dios, algo que no tiene precio y que no hay que comprar; sin embargo NADIE es digno de la salvación, si no está dispuesto a dar su Vida por el Señor Jesús.-

Muchas personas se emocionan en una campaña de evangelización, en un culto de avivamiento, al escuchar el llamado y aceptan al Señor como su Salvador, hacen “la oración de Fe”, repitiendo las palabras del predicador y más nunca se han vuelto a ver por ninguna iglesia.- ¿Cuántos dicen ser “cristianos” y con sus hechos lo niegan?

Mas Cristo dice: El que persevere hasta el fin, este SERA SALVO. Mateo 10:22.- Dios conoce perfectamente a los que perseverarán hasta el fin; simplemente porque él dice que “muchos son los llamados, pero pocos los escogidos”. Mateo 22:14.

Perseverar hasta el fin implica dar nuestra vida por el evangelio si el Señor lo demanda. Un verdadero creyente, un verdadero discípulo de Cristo, pone su Vida a los pies del Maestro. Perseverar significa permanecer <inmutable> desde el primer día que creímos y fuimos bautizados hasta el fin. El que no calculó el costo de la edificación personal en Cristo, tarde o temprano abandonará la obra y negará al Señor o se avergonzará de Él.

El Señor Jesucristo dice: “Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles. Marcos 8:38.- …..Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos”. Mateo 10:33.-

¿Qué pasa con esos fanáticos religiosos que una vez pregonaban a los cuatro vientos que eran cristianos y que se han alejado de la Fe? ¿Qué es lo que hace la gente, cuando ve envuelto en los afanes y deleites mundanos, [bailes, borracheras, drogas, sexo, etc.], a los que otrora decían ser cristianos? Se burlan, se ríen de ellos y VITUPERAN, (desprestigian) el evangelio de Cristo.

Las miradas de los inconversos siempre estarán encima de los nuevos y viejos convertidos esperando el menor desliz, para lanzar sus críticas venenosas; por eso es que debemos de cuidar nuestro testimonio delante de los hombres y delante de Dios y nuestra salvación con temor y temblor.

“Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio”. Hebreos 6:4-6.-

Dios aun está buscando verdaderos adoradores en Espíritu y Verdad, aquellos que tiemblan ante su Palabra, los que están dispuesto a pagar el precio de seguir a Cristo aun a costa de sus propias vidas. Los que calculan los riesgos para estar seguros de llegar hasta el fin.-

¡LA PAZ DE CRISTO!
By Juan F. Roa

No hay comentarios:

Publicar un comentario