1 sept. 2011

EL PADRE ETERNO

Dios es Espíritu. Juan 4:24
Probablemente nunca nos hemos interesado en indagar el significado de la palabra Eternidad. Según el Diccionario Práctico Vox de La Lengua Española, su significado es: “Algo infinito, que no tiene principio ni fin, no tiene límites, ni puede ser medido por el tiempo, ni por el espacio, ni por lo ancho, ni lo largo, ni lo profundo, ni por lo bajo, ni lo alto. Es algo que perdura ilimitadamente, que no se sabe su origen y es imposible conocer su fin, porque es INMORTAL”.

El uso único de esta palabra, es para referirnos directa y específicamente al Padre Celestial, el Eterno, al cual hemos llamado Dios y que siempre ha existido desde la Eternidad, aunque lo único que sabemos de él, es lo que el Señor Jesucristo, en su naturaleza humana, nos ha revelado diciendo: Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren. Juan 4:24.

Un Padre Eterno totalmente desconocido, imposible de poder imaginar, nunca visto tal como El es, ni siquiera por los mismos ángeles, ni por los hombres en la tierra, cuya presencia en las Escrituras es por medio de las manifestaciones audibles y de sus teofanías visibles, como Jehová en el Antiguo Pacto, y por medio de nuestro Señor Jesús, en su manifestación en la carne, en el Nuevo Testamento.

Si los ángeles del cielo hubieran visto a Dios, el Padre Eterno tal como El es, Pablo no habría escrito en I de Tim. 3:16, que en la persona de Jesucristo “Dios ha sido visto por ellos”.

La Teología que se deriva de la especulación humana y no de la Biblia, tanto unicista como trinitaria, se esfuerzan por explicar la manifestaciones de Dios, diciendo: “No es que sean tres personas distintas dentro de un Dios, o un Dios en tres personas distintas, simplemente son tres manifestaciones distintas de un solo Dios: 1-Como el Padre en la Creación, 2-Como el Hijo en la Redención y 3-Como el Espíritu Santo en la Nueva Creación del hombre, pero es Uno”.

Lo correcto sería decir que DIOS se ha MANIFESTADO EN TRES DISPENSACIONES DISTINTAS: 1-Como Padre en la Creación, 2-Como Padre en la Redención y 3-Como Padre en la Nueva Creación. Veamos:

1-PADRE EN LA CREACION:

En Génesis 1:2, Moisés narra la primera manifestación de Dios, [que es Espíritu, Juan 4:24] diciendo: Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Este mismo Dios que “es Espíritu” ya había creado los cielos y la tierra y todo el ejército de los cielos por medio de su Palabra. Sal. 33:6-9.

En su primera manifestación bíblica aparece re-ordenando la tierra que estaba desordenada y vacía. Por tanto, Dios que es Espíritu, [Juan 4:24], se manifestó en el principio como Creador de todas las cosas; como el Padre de toda la Creación.

No era que el Padre estaba sentado en su trono en los cielos, el Hijo todavía no aparecía por ningún lado y que solamente el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. DIOS QUE ES ESPIRITU, se manifestó como PADRE EN LA CREACION.

2-PADRE EN LA REDENCION:

La manifestación del Padre Eterno para redimir el pecado del mundo por medio de Jesucristo, la encontramos en el Libro de Lucas 1:30-35, en el anuncio del nacimiento del Mesías.

El ángel le dice a María, de una manera sorprendente y milagrosa: “no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo.

Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón. Respondiendo el ángel, le dijo: El ESPIRITU SANTO vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios, [El Hijo del Espíritu Santo].
Mateo 1:18-20 dice: “Estando desposada María, (la madre de Jesús), con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo. José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente. Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del ESPIRITU SANTO ES.

El Espíritu Santo al engendrar al niño Jesús dentro del vientre de María, es el Padre del Hijo que habría de redimir los pecados del mundo por medio de su sangre. EL ES EL PADRE EN LA REDENCION.-

3-PADRE EN LA NUEVA CREACION:

No todos los seres humanos que tenemos nuestros pies caminando sobre el planeta tierra, somos hijos de Dios, como algunos piensan, la verdad es que todos somos criaturas o creación de Dios igual que los animales, con la única diferencia de que fuimos dotados del uso de razón y tenemos dentro de nuestros cuerpos, nuestro verdadero ser, nuestra verdadera identidad celestial, el alma.

Juan 1:12-13 dice que el título de los verdaderos hijos de Dios es para “todos los que le hemos recibido (a Jesús), a los que creemos en su nombre, nos ha dado potestad de ser hechos hijos de Dios, porque no hemos sido engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de DIOS, QUE ES ESPIRITU. Juan 4:24.

Juan nos dice que somos hijos de Dios: Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, que seamos llamados hijos de Dios, por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoce á él. I Juan 3:1. Muy amados, ahora somos [ya] hijos [engendrados] de Dios, y aun no se ha manifestado lo que hemos de ser. I Juan 3:2.

Pablo nos dice que las aguas del bautismo son aguas de muerte, donde muere el viejo hombre para que pueda resucitar como una nueva criatura nacida del agua y del Espíritu. Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. Rom. 6:4. Y a nosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de nuestra carne, nos dio vida juntamente con él, perdonándonos todos los pecados. Col. 2:13.

Pablo nos dice en II Corintios 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas y agrega: Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu. I Cor.12:11.

No te olvides que el Señor Nuestro Dios, Uno es. Deut. 6:4. Pablo dice, que hay un solo Espíritu, (Efes. 4:4), y Que todas estas cosas las hace Uno Mismo: El Espíritu. I Cor. 12:11. Dios, siendo ESPIRITU, es el Padre en la Creación, el Padre en la Redención y el Padre en la Nueva Creación.

¡LA PAZ DE CRISTO!

By Juan F. Roa

No hay comentarios:

Publicar un comentario